Sta. Teresa de Gallura y el Capo di Testa

costa sta. teresa de gallura

Desde la época romana, donde era conocida como Longosardo, el encantador pueblo de Sta. Teresa de Gallura siempre ha sido una ciudad costera de Cerdeña de mucha relevancia debido especialmente a la estratégica situación de su puerto marítimo. Un puerto desde donde partían embarcaciones para transportar el granito extraído de yacimientos próximos. Se dice que el granito de esta zona de Cerdeña fue el que se utilizó para construir la Catedral y el Baptisterio de Pisa así como varias Villas romanas e incluso el Panteón de Roma.

El pueblo de Sta. Teresa de Gallura fue fundado por la ciudad de Pisa alrededor del siglo XII facilitando de esta manera el comercio de esta ciudad de la península italiana con Cerdeña.

En el siglo XIV, y durante su dominio, los aragoneses construyeron un castillo en la aldea, castillo saqueado en 1442 por los genoveses dirigidos por Francesco Spinola que atacó y saqueó también todo el pueblo de Longosardo. Finalmente y tras este ataque, Alfonso V de Aragón ordenó su demolición.

calles sta. teresa de gallura

El 12 de agosto 1808 un decreto de Vittorio Emanuele I sirvió para comenzar la fundación de Santa Teresa, decidiendo a su vez cambiar el nombre de la ciudad de Longosardo por el de Sta. Teresa, en honor a su esposa, la reina Maria Theresa de Austria.

En lo alto de Sta. Teresa de Gallura, en el punto más extremo del pueblo, se alza la evocadora Torre de Longosardo, construida por orden de Felipe II de España.

Acércate a las puestas de sol en el Capo di Testa

Hoy en día el mar es el protagonista indiscutible del pueblo que en verano multiplica sus residentes debido al turismo italiano y extranjero. Un turismo que se encuentra con una atractiva oferta de bares y restaurantes y donde disfrutar de su exquisita cocina relacionada principalmente con la pesca y locales de moda.

El pueblo de Sta. Teresa de Gallura se extiende a lo largo de dos bahías. Por un lado está el Puerto deportivo y en el otro la playa de Rena Bianca, de arena blanca y fina y aguas cristalinas justo al lado de la plaza principal del pueblo.

Además, en Sta. Teresa de Gallura nos encontramos con otras playas muy recomendables como, Marmorata, Cala Sambuco, Cala Balcaccia y Santa Reparata y las dos playas Rena di Ponente y Rena di Levante donde confluyen diferentes tipos de viento, a un lado o al otro del mar.

Al oeste de Sta. Teresa de Gallura, encontrarás il Capo de Testa, muy recomendable al atardecer para poder disfrutar de sus maravillosas puestas de sol y donde podrás también contemplar sus impresionantes bloques de granito a los que ha dado forma la acción de la erosión del viento más el agua de mar. En la zona más septentrional de la isla, destaca la espectacular zona llamada de Cala Grande y el Valle de Luna de Santa Teresa.

Cerca de allí, a tres kilómetros de distancia de Sta. Teresa de Gallura puedes econtrar un bosque de pinos, donde se encuentra la iglesia de Buoncammino construida en el Siglo XX y que destaca por su cúpula construida en cobre.

Tampoco te pierdas la Batería Ferrero, restos de fortificaciones de la Segunda Guerra Mundial con emplazamientos de armas, búnkeres, cuarteles y minas. Los complejos arqueológicos más interesantes son Nurágicos: Lu Brandali y Sa Testa.